Consejos para los primeros usos


Dr Emma Parry obstetra especialista y ginecologa (MBBS,MD,FRANZCOG,CMFM)


Cómo usar un tampón

  1. Lávate bien las manos con jabón y agua caliente. Con las manos secas desenvuelva el tampón.

  2. Siéntate o mantente de pie en una posición cómoda, algunas mujeres prefieren estar con una pierna en el asiento del inodoro, mientras que otras prefieren estar en cuclillas. Sostén el aplicador entre el pulgar y el dedo índice en el punto donde el tubo interno más pequeño se inserta en el tubo exterior más grande. Asegúrate de que la cuerda es visible y apuntando hacia fuera de tu cuerpo.

  3. Con la otra mano empuja suavemente el aplicador en la abertura vaginal, apuntando hacia la parte baja de su espalda. Detente cuando tus dedos toquen tu cuerpo y el tubo externo del aplicador esté completamente dentro de tu vagina.

  4. Una vez que el aplicador o tubo externo está dentro de tu vagina, usa tu dedo índice para empujar el tubo interno en el tubo externo. Esta acción empuja el tampón dentro de su vagina.

  5. Una vez que el tubo interior está completamente dentro del tubo exterior, retire suavemente el aplicador.

  6. Asegúrate que la cuerda del tampón este colgando fuera de tu abertura vaginal. Cuando esté listo para quitar el tampón, sosten la cuerda y tira suavemente hacia abajo hasta que el tampón entero esté afuera.

  7. Recuerda lavarte bien las manos antes y después de insertar y quitar un tampón.

 


Cuando cambiar tu tampón

  • Aunque las necesidades dependen de cada flujo individual, debes cambiar tu tampón 3-6 veces al día (recomendado cada 4 horas). Nunca utilices un tampón durante la noche.

  • Utiliza el tampón de absorción más baja necesaria que se ajuste al flujo de ese día.


Removiendo el tampon

  1. Relájate y tira suavemente de la cuerda de extracción para que el tampón se deslice hacia afuera.

  2. Si por alguna razón no puedes encontrar la cuerda de extracción, por lo general se puede llegar desde una posición en cuclillas con los dedos. Recuerda retirar el tampón actual antes de insertar otro y siempre recuerda quitar el último tampón al final de tu período.

  3. Se debe cambiar un tampón cada 4 horas. Si necesitas cambiarlo más a menudo, prueba un tampón con una mayor capacidad de absorción. Si el cambio de tu tampón es incómodo y el tampón sigue mostrándose blanco después de la hora recomendada, intenta un tampón con una menor capacidad de absorción.

  4. Selecciona la clasificación de absorbencia que se adapte a tu flujo menstrual y siempre elige la absorbencia más baja para reducir su riesgo de desarrollar SST.

  5. Nunca uses tampones más grandes para extender el tiempo en que se puede usar un solo tampón. Envuelve el tampón usado de forma segura y deséchalo en un basurero.